LA PREVENCIÓN DE LA CARIES DENTAL

La caries consiste en un proceso microbiológico infeccioso que provoca la disolución y destrucción de los tejidos calcificados del órgano dentario, ocasionando una cavidad en la superficie del esmalte que puede llegar a la dentina e incluso a la pulpa o parte vital del diente. La caries se origina cuando las bacterias de la placa dental metabolizan a los carbohidratos produciendo ácidos orgánicos, estos ácidos son los responsables de la desmineralización del esmalte y su disolución. Los microorganismos cariogénicos están organizados en la placa dental adheriéndose a su superficie, lo que les permite ser más resistentes y tener una gran capacidad de proliferación.

Por suerte, con unos buenos hábitos de higiene bucal y una dieta saludable, la caries no tiene porque atacar nuestros dientes. Los tres pilares fundamentales en los que se basa la prevención de la caries dental son:

  • Adecuada higiene
  • Uso de flúor
  • Dieta baja en azúcares